lunes, 2 de noviembre de 2015

Persépolis

Marjane Satrapi

En 1979 se produjeron en Irán una serie de movilizaciones que finalizaron con el derrocamiento del sha Mohammad Reza Pahlevi, que llevaba ostentando el cargo de emperador desde 1941 tras la abdicación forzosa de su padre, quien presionado por los aliados –debido a sus simpatías con el régimen nazi– tuvo que dejar el cargo a su hijo. Este último emperador vio cómo en 1979 estallaban varias revueltas por varios motivos: entre ellos, la impopularidad del sha y el descontento social, pero también la creciente occidentalización de Irán.

Todo esto dio pie a la instauración de una República Islámica que actualmente sigue vigente en Irán bajo el manto del clero chiita. Y es que a pesar de que estas revoluciones partieron de diferentes ideas, a causa de un movimiento heterogéneo, el clero chiita liderado por el ayatolá Jomeini pronto se hizo cargo de esta revolución.



La revolución en la vida de una niña

Persépolis cuenta todos estos hechos desde el punto de vista de una niña de diez años, los que tenía Marjane Satrapi, la autora, cuando todo esto ocurrió. Así, Satrapi nos presenta una perspectiva infantil de todo aquello que estaba teniendo lugar en Irán en época de la revolución; Marji, como se llama a la pequeña durante toda la primera parte, tiene una idea inocente e ingenua de lo que está ocurriendo, y su perspectiva de las cosas cambia día a día, como la de cualquier niño. El hecho de que sus padres se opusiesen tan radicalmente al Gobierno del Sha y que participasen en las manifestaciones, unido al descubrimiento de la existencia de las clases sociales llevan a la pequeña a tratar de montar el rompecabezas que es la situación del país en el que vive.

Autora de Persépolis
Marjane Satrapi, autora de Persépolis
Esta perspectiva de Satrapi se va a ver influenciada por el hecho de que pertenece a una clase social alta, con lo que ha tenido el privilegio de formarse en buenas escuelas, en una casa laica y de ideología progresista. No en vano es la nieta del último rey de la dinastía persa de los Qadjar. Por tanto, en la casa de esta pequeña se discuten temas de índole política y religiosa, y llega un momento en el que se le permite asistir a las manifestaciones. Es precisamente el hecho de que la familia de la dibujante fuese tan abierta con estos asuntos lo que permite al lector comprender la confusión de una niña tan pequeña ante la inestabilidad política que se vivía en las calles, ante la confusión de ideas sobre la religión. Marjane Satrapi, además, fue una niña con muchas inquietudes que tuvo la suerte de encontrarse con los medios posibles para saciar su curiosidad. Su imaginación y su necesidad de indagar llevan a la joven a mantener conversaciones con Dios y a leer cómics en los que se explican de forma básica las ideas de algunos de los pensadores más relevantes de occidente.

Así, la historia de Persépolis adquiere un interés doble: por una parte descubrimos un panorama a través del que ver lo que ocurrió en la Revolución de 1979, pero por otro lado también vemos el desarrollo personal de una chica iraní de diez años que no comprende por qué ella tiene unos privilegios que no tiene su niñera, o por qué de repente todas las mujeres deben llevar pañuelo obligatoriamente.

La guerra de Irán e Irak

Como todos sabemos, la historia de la revolución no termina aquí. En 1980 estalla una guerra entre Irán e Irak por rivalidades regionales que se saldó con la muerte de cientos de miles de personas, tanto militares como civiles. Al finalizar esta guerra, en 1988, ambos Estados se declararon vencedores. Pero esta contienda, además, también tuvo un gran efecto psicológico en la población, por el armamento de guerra utilizado, similar al de la Primera Guerra Mundial: las batallas se llevaron a cabo en trincheras, con nidos de ametralladoras. Además, también se utilizaron armas químicas, como el gas mostaza y el gas sarín, que además de elevar el número de víctimas mortales, también produjeron múltiples heridas y efectos negativos a todo aquel que estuvo en contacto con estos gases.

Viñeta de Persépolis
Viñeta del cómic
Con este panorama, Satrapi no sólo tenía que lidiar con la guerra, sino con todo lo que esta conllevaba: día a día veía a compañeros y vecinos partir hacia el frente, donde probablemente morirían. La escasez de productos alimenticios y médicos también era un problema añadido, y el hecho de que las autoridades quisiesen aplicar una ley restrictiva basada en la moral religiosa complicaba la vida de las familias que resistían en el país.

Ya hemos comentado que uno de los motivos por los que se produjo la revolución de 1979 es la occidentalización de Irán, que supone los restos de un neoimperialismo en el que las potencias occidentales han tratado de dominar a otros Estados para mantener su área de influencia. Esto es precisamente lo que hicieron los aliados cuando obligaron al emperador Reza Jan Mirpanŷ Savadkuhí a abdicar en el que será el último emperador de Irán, y esto es lo que hace Estados Unidos al alentar esta guerra y proporcionar armas químicas al Estado iraquí –al tiempo que vende armas a los iraníes, saltándose un bloqueo que ellos mismos propusieron–. Esto genera una opinión pública contraria a los Estados Unidos que la joven Satrapi percibe y que queda plasmado en las páginas de Persépolis.

Un viaje a Occidente

En plena guerra, la familia Satrapi se plantea la idea de emigrar a Europa o Estados Unidos para alejarse de los bombardeos diarios que caen sobre la ciudad. A pesar de que pronto descartan la idea –“¿Para qué? ¿Para acabar yo como taxista y tú como limpiadora?” le dirá el padre de Marji a su madre cuando ésta lo propone– sí que deciden enviar a su hija a estudiar a Austria.

Viñeta del cómic
Otra viñeta del libro Persépolis
En esta parte de la historia, vemos a una Marjane Satrapi, en su condición de inmigrante iraní, tratar de encajar en la sociedad europea y esquivando comentarios racistas y malintencionados sobre su país y su cultura. El modo de vida de los estudiantes que conoce, tan ajenos a la realidad de lo que ocurre en el mundo, tampoco ayuda mucho a la hora de encontrarse a gusto en su propio hogar; y el hecho de que muchos compañeros la señales con el dedo y la tachen de exagerada por hablar de la guerra no hace más que empeorarlo todo.

A un nivel más personal, en este momento la pequeña Marji se convierte finalmente en Marjane, una chica adulta que debe plantearse un futuro, y que empieza a salir con un grupo de amigos y a conocer gente, a conocer chicos. Los encontronazos que sufrirá por estas parejas, por estos amigos, unido al hecho de sentirse desarraigada en Austria llevará a Satrapi a una situación límite, y a volver de nuevo a su país.

Marjane Satrapi a través de su historia dibujada nos cuenta no sólo su vida; su infancia, su crecimiento y su conversión en una adulta consciente de su entorno, sino que también nos muestra la dura realidad de un país asolado por la guerra y el fanatismo religioso.

Ficha técnica:
Título: Persépolis
Autor: Marjane Satrapi
Editorial: Norma Editorial
Páginas: 360
Precio: 25€
Sinopsis: Persépolis es la autobiografía de Marjane Satrapi, una mujer iraní nacida en Teherán en 1969 en el seno de una familia progresista. Pero, además del retrato de la vida de la autora, también es el reflejo de la revolución iraní de 1979 que dio lugar a un gobierno islámico y de cómo lo vivieron las familias del país.
Desde el inicio, con la introducción del velo en la vida social y la separación por sexos en las escuelas, hasta la vida universitaria y las revueltas estudiantiles, Satrapi hace un repaso a su vida que se remonta a sus antepasados, ayudándonos a entender las motivaciones históricas de la revolución islámica, mostrándonos a la vez una opinión crítica con el gobierno.
Inicialmente publicado en cuatro volúmenes, la presente edición los recopila todos en un solo volumen, junto con nuevas páginas a color publicadas en la revista SZ-Magazin, nº 44, en el año 2003, y en El País Semanal aquí en España.
Más información:
Ficha del libro en la página web de la editorial
Marjane Satrapi en Wikipedia
Guerra Irán-Irak
Entrevista a Marjane Satrapi en El País

2 comentarios:

Agnieszka dijo...

Tengo muchas ganas de leer este libro desde hace tiempo. Los temas que trata son tremendos, además de muy interesantes.
saludos

Carmen Joy dijo...

Pues si finalmente te decides a leerlo, espero que lo disfrutes. Realmente es un libro que merece la pena leer.
¡Saludos!