martes, 15 de septiembre de 2015

Cinco curiosidades sobre Agatha Christie

Hoy se cumplen exactamente 125 años del nacimiento de la famosísima autora de novela policíaca Agatha Christie. Nacida en Reino Unido el 15 de septiembre de 1890 en el seno de una familia de clase media alta, cursó estudios en varias instituciones privadas hasta su adolescencia, cuando se fue a estudiar canto en París. Con 66 novelas en su haber, Christie adquirió reconocimiento internacional por estas obras, algunas de ellas protagonizadas por los dos detectives más entrañables de la historia de las investigaciones policiales: Miss Marple y Hercules Poirot. Diez Negritos, Asesinato en el Orient Express o Muerte en el Nilo son algunas de las obras más conocidas de esta autora, que es especialmente alabada por sus finales impredecibles. Con motivo de esta fecha, ahí van cinco curiosidades que tal vez desconocías de la autora.


1. Existe una fórmula matemática para descubrir al asesino

Unos académicos británicos crearon una fórmula para descubrir quién era el asesino en las obras de la popular escritora. Todo esto surgió a raíz de un canal de televisión inglés, que propuso a expertos de análisis de datos y profesores universitarios que crearan una fórmula que permitiese al lector conocer quién era el asesino sin haber finalizado el libro. La fórmula, finalmente, resultó así:

Libros de Agatha Christie

Como vemos, las variables incluyen el capítulo en el que aparece el asesino, el medio de transporte o el detective que resuelve el caso. Al parecer, era bastante habitual que el asesino apareciese sobre la mitad del libro, y que tuviese algún tipo de relación de sangre con la víctima.

Vía | Taylor Herring

2. Agatha Christie también escribió novelas de amor

Entre la obra policíaca de la autora se encuentran seis obras románticas que la británica escribió bajo el pseudónimo Mary Westmacott. Parece ser que esto lo decidió así puesto que cuando publicó, en 1930, su primera novela romántica, Giant's Bread (publicada en español bajo el título Un amor sin nombre) ya estaba triunfando con sus novelas de Hercules Poirot y quería huir de la presión del éxito editorial.

A pesar de que ya se conocía el hecho de que Mary Westmacott era un pseudónimo, no será hasta 1949 cuando Agatha Christie decida revelar que los libros eran suyos, no sin antes haber provocado infinidad de habladurías sobre la verdadera identidad de la escritora desconocida. 

Por lo que parece, estas novelas cosecharon muy buenas críticas entre la prensa especializada.

Vía | 20 minutos

3. La primera obra de la autora, basada en la Primera Guerra Mundial

Agatha ChristiePues sí. Al parecer El misterioso caso de Styles, primera obra de la autora publicada en 1920, fue fruto del tiempo en el que Agatha Christie colaboró en una farmacia de la Cruz Roja. La novela supone también el nacimiento del investigador Hércules Poirot, que deberá descubrir quién ha asesinado, con la ayuda de un veneno, a la viuda Emily Inglethorp. Este veneno que se utiliza en la obra es la estricnina, y se cree que su experiencia en esta farmacia le proporcionó la idea.

4. Christie estuvo en tratamiento psiquiátrico

En 1914 Agatha Christie se casa con Archibald Christie, de quien finalmente se divorcia en 1928. Al parecer, esto la sumió en una gran depresión, lo que la llevó a tomar su coche y alejarse. Una noche de diciembre de 1937 su coche apareció abandonado cerca de la carretera, sin rastro de la mujer, que estuvo desaparecida de forma enigmática. Once días más tarde se registró en un hotel con el nombre de una amante de su marido, cuando finalmente su familia la encontró. Christie se recuperó se este episodio con un tratamiento psiquiátrico y volvió a  contraer matrimonio con el arqueólogo Max Mallowan, con el que, por cierto, viajó a Irak y Siria, pasando largas temporadas en estos países, lo que le sirvió para inspirar novelas como Muerte en el Nilo, publicada en 1936.

5. Existía una sociedad con el nombre de la autora

La Agatha Christie Society tenía como propósito promover la comunicación entre los fans de la escritora, así como mostrar sus muchos escritos y trabajos. La sociedad publicaba cuatro boletines al año que comentaban artículos, libros, juegos, películas o cartas de los seguidores de la autora. El presidente de esta sociedad fue Mathew Prichard, nieto de Christie. Lamentablemente, parece ser que la sociedad no existe como fue concebida, y en lugar de eso, lo único que se puede encontrar de ella es un grupo en Facebook.

Más información:

No hay comentarios: